HISTORIA

INICIOS DE LA ASOCIACIÓN

La Asociación Jujeña de Anestesiología, A.J.A, tal fue su primera denominación se fundó en el año 1977, siendo sus primeros integrantes Los Dres. Tomàs Jure, Dr. Humberto Moreno, Dr. Pablo Parra, Dr. Carlos Reynaud, Dr. Maximo Gloss, Dr. Besares Juan, Dr. Richard Alfonso, Dr. Rengel Manuel, Dr. Reynoso Carlos, Dr. Ferrer Abad,  Dr. Del Val Modesto, según constancias del acta constitutiva.

Dado que el número de anestesiólogos no era el mínimo requerido por las normativas vigentes en esa época, se incorporó colegas de otras especialidades. En los inicios la asociación no poseía ningún bien. El domicilio legal correspondía al domicilio particular del Dr. Jure. Fueron lugares habituales de reunión actuales dependencias del Servicio de Anestesia del Hospital Pablo Soria, y domicilios particulares. Así nació entonces la personería jurídica de la Asociación.

Esta Asociación tuvo sus ideólogos impulsores en personalidades de otras Asociaciones del país, teniendo activa participación el entonces Presidente de la Asociación Argentina de Anestesiología, Dr. Jacobo Schocron, santafecino. También intervino el Presidente de la Asociación Tucumana de Anestesiología de esa época, el Dr. Enzo Fonio, quien bregó para que produjera la constitución en ocasión de la realización del Congreso Argentino de Anestesiología efectuado en Tucumán en el año 1973.

La AJA tuvo además un motivo adicional y de peso para constituirse, y ese era el dado por la convicción de los colegas anestesiólogos de la Asociación Argentina, de la necesidad de organizar Jornadas y Eventos científicos argentinos en otras provincias, de tal manera que una de las primeras tareas de la AJA fue la de crear una comisión organizadora para realizar las Jornadas argentinas de Anestesiología en 1980.

Otro motivo que se sumó a los intereses imperantes en esas décadas, fue de estricto carácter reivindicatorio del valor retributivo del acto anestesiológico. Eran tiempos del Nomenclador INOS, y que en líneas generales regulaba el honorario del médico en el trabajo con las obras sociales. El honorario del anestesiólogo era aproximadamente un 33 % de los honorarios regulados al cirujano, sea cual fuere la cirugía, y daba lo mismo efectuar una anestesia para un legrado que para una cesárea o una osteosíntesis. Al estar constituida legalmente la Asociación se pudo integrar a las demás Asociaciones del país unificando criterios y fines a la especialidad.

En los primeros tiempos de vida de la Asociaciòn, a título personal cada anestesiólogo debía permanecer como socio del Colegio Médico de Jujuy, pero ya se pudo iniciar otro estilo de diálogo con los que digitaban y regulaban el honorario del anestesiólogo.

Fue una preocupación contemplada por la AJA que las primeras causas de juicio por mala praxis, fueran atribuidas a la anestesiología y a cirugía plástica. Con el transcurrir del trabajo mancomunado de todas las asociaciones de anestesiología del país, se propuso y se diseñó una estrategia a largo plazo basada en la capacitación permanente de los anestesiólogos y en el reclamo permanente de mejores condiciones de trabajo en lo remunerativo y en el referido a insumos y tecnología. Hoy la anestesiología ocupa el 10mo lugar de las especialidades médicas en las causas de juicios por mala praxis.

En suma, solo el espíritu gregario y la decisión de los hombres son los que generan los cambios y la constitución de sociedades capaces de modificar la realidad. Hoy la Asociación Jujeña de Anestesiología Analgesia y Reanimación ocupa un lugar de prestigio, junto a las Asociaciones de la especialidad del país, enalteciendo a la Anestesiología y a quienes la practican. Ello es posible y tiene su fundamento en un accionar basado en principios éticos de la profesión y de la especialidad.